El porvenir digital

La obsesión por aparecer en las redes sociales ha llevado a que las marcas de moda y lujo o de gran distribución aprovechasen de estos medios para lucir y promover una brand image fuerte y al paso con el tiempo.

Cualquier empresa, hoy en día, invierte parte de su presupuesto en estrategias online y redes sociales, llevando a cabo campañas que contratan a blogueras o influencers para que se garantice el éxito de la venta de un producto y la difusión viral de su campaña de publicidad en la web.

Si se consideran los datos más recientes, en 2017, Launchmetrics estimó que un 78% de empresas en el sector de la moda, lujo y cosméticos contrató a influencers para tener éxito con sus campañas de marketing digital, o mejor, de lo que se define como Influencer Marketing (Launchmetrics, “The State of Influencer Marketing in Fashion, Luxury & Cosmetics 2018”).

Somos la generación 3.0, donde sociedad y web han llegado a ser sinónimos. Vivimos en una constante interacción 24/7, sin límites de tiempo o espacio. Estamos frente a un cambio radical, donde cada uno de nosotros comenta, comparte información, deja feedback sobre un brand e impacta más que un experto competente en su sector. Potencialmente cualquier persona que se destaque por una capacidad o cualidad puede tener éxito en la web y ser contratado para campañas de publicidad.

Con estas premisas, es fundamental considerar el potencial de las redes sociales para convertir nuestro conocimiento en un recurso esencial también desde el punto de vista laboral. En un mundo tan competitivo, es necesario captar los cambios y aprovechar de estos para formarse y ampliar nuestro abanico de posibilidades.

L

Post a new comment